Abrimos un Mundode conocimiento para ti!

 




APROBÉ CON UN CINCO... BIENNNN!!!!

 

 

 

     Y digo yo: "Aprobar una prueba con un cinco, es conocer sólo la mitad de los contenidos que se han preguntado en ella, no?".

    Esto es algo que no debería olvidarse: suspender una prueba es no llegar a tener controlados ni siquiera la mitad de los conocimientos que abarca, ni siquiera la mitad. Aprobarla, solo aprobarla, sin nota, solamente con un cinco, es "medio dominar" los contenidos de la prueba, defender la mitad de los contenidos, sólo la mitad. Francamente, cuando un alumno se pone contento porque aprobó con un cinco, deberíamos caer en la cuenta de que es casi lo mismo que:

    - Para un médico: “hoy sólo se me han muerto la mitad de los pacientes… biennn…”, o esto otro para no ser tan dramático... "hoy sólo he equivocado la mitad de los tratamientos que he recetado..." (aunque no sé qué es peor..)

   - Para un albañil: “estoy muy contento, hoy sólo se me ha caído la mitad del muro que he hecho”

   - Para un abogado: “hoy sólo he perdido la mitad de los casos… soy el mejor!”

   - Para un fontanero: “hoy hay pérdidas de agua sólo en la mitad de las instalaciones que he hecho”

   - Para un panadero: “hoy solo se me han quemado la mitad de los panes… yeahhh….”

   - Para un agente de bolsa: “hoy sólo he perdido la mitad de las inversiones de las que soy responsable…”

    Y que cada cual se lo plantee en función de su trabajo, lo que supondría realizar bien sólo la mitad de lo que tenemos que hacer cada día. No se trata de agobiar a nadie, pero tampoco deberíamos transmitir a nuestros hijos que la mitad es suficiente, que con aprobar es suficiente.

    Con la que está cayendo, con la cantidad de gente preparada que hay, el objetivo no debería ser solamente aprobar. Cuando tenemos un cinco, cuando aprobamos con un cinco estamos en el medio: tenemos por encima un montón de compañeros mejor preparados que nosotros. Esto en el ambiente laboral que nos espera, nos colocaría en una posición muy desfavorable.

    Si imaginamos una oposición, un cinco, estar en la mitad de los que han opositado, con la que está cayendo y la cantidad de gente que intenta "sacar una oposición", no nos serviría de nada.

    Como padres, debemos ir dejando claro a nuestros hijos que posiblemente aprobar con un cinco no será suficiente, no sea que se conformen con estar en medio.

 
® Colegio Coop. Alcázar de Segovia   2013                                                                                                                                                                                   Webmaster: Arturo Anaya ---  webmaster@colegiocooperativaalcazar.es