Abrimos un Mundode conocimiento para ti!

LA MEDIACIÓN ESCOLAR

 

 

PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

 

Los problemas de convivencia los podemos clasificar en tres tipos con tres ámbitos de actuación específicos para cada uno de ellos:

              1. Conflictos con posible solución de mediación.

          2. Conductas o conflictos sin solución de mediación a las que se les aplicará el régimen sancionador del centro.

            3. Situaciones de maltrato y acoso entre iguales, aplicándosele el protocolo específico de actuación publicado por Resolución de 20 de enero de 2006 de la Consejería de Educación y Ciencia.

 1. PROGRAMA DE MEDIACIÓN

     Uno de los recursos que más se está desarrollando en los programas de prevención de la violencia escolar y de mejora de la convivencia en los centros es la mediación, recurso que suele utilizarse cuando existen muchas dificultades para que las personas implicadas en un conflicto puedan resolverlo directamente.

     La mediación escolar es un método de resolución de conflictos en el que, mediante la intervención imparcial de una tercera persona, se ayuda a las partes implicadas a alcanzar por sí mismas un acuerdo satisfactorio.

     El proceso de mediación puede utilizarse como estrategia preventiva en la gestión de conflictos entre miembros de la comunidad educativa, se deriven o no de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia del centro.

    El mediador o equipo mediador no resuelve el problema, sino que ayuda a que las partes en conflicto lo hagan, al: facilitar la comunicación, formular sugerencias y eliminar los diversos obstáculos que pueden existir para la negociación directa. La decisión final siempre debe ser adoptada por las partes en conflicto.

     La mediación es una estrategia de transformación de conflictos. No es un juicio ni un arbitraje, el mediador como la propia palabra indica, sólo media entre dos partes en conflicto para que, ellas por sí mismas, encuentren una solución válida para ambas. La mediación es un sistema que puede ser útil para reconstruir relaciones  que se han deteriorado por algún conflicto previo. Una ley básica de la mediación es que debe tener en cuenta que “siempre que ha habido agresión tiene que haber reparación”.

     Cuando hablamos de mediación no hablamos ni de juicio (procedimiento que tiene por objeto dilucidar la responsabilidad de una o varias personas en relación a un hecho delictivo) ni de arbitraje (medio de solución de controversias en el cual las partes someten el conocimiento y resolución del conflicto a terceros, denominados árbitros); sino de un medio alternativo de solución de controversias, en el cual un tercero (o terceros) neutral e imparcial, trata de acercar a las partes que tienen un conflicto, para que lleguen a un acuerdo, que es producto de sus voluntades.

 2. PRINCIPIOS DE LA MEDIACIÓN ESCOLAR

La mediación escolar se basa en los principios siguientes:

-     La libertad y voluntariedad de las personas implicadas en el conflicto para acogerse o no a la mediación y para desistir de ella en cualquier momento del proceso.

-     La imparcialidad de la persona mediadora para ayudar a las personas implicadas a que alcancen un acuerdo sin imponer soluciones ni medidas. Esa persona no puede tener ninguna relación con los implicados ni con los hechos.

-     El mantenimiento de la confidencialidad del proceso salvo en los casos que determine la normativa.

-     Los implicados no pueden sustituirse por representantes o intermediarios.

-     Practicar la mediación para que los alumnos, adquieran con la práctica, la solución pacífica de los conflictos.

 3. OBJETIVOS GENERALES DEL PROGRAMA DE MEDIACIÓN.

Los objetivos generales que pretendemos conseguir con este programa de mediación son:

·   Incorporar, de forma natural, procesos de mediación en la vida escolar y familiar.

·   Mejorar la comunicación entre todos los miembros de la comunidad educativa.

·   Prevenir conflictos contribuyendo a la buena convivencia en el centro.

·   Resolver educativamente los conflictos que surjan.

·   Mejorar la adaptación e integración social del alumnado del centro.

·   Optimizar los recursos generales del centro para la gestión de la convivencia.

·  Prevenir la violencia escolar en nuestro colegio, potenciando el aprendizaje de una herramienta, como la mediación escolar, orientada a la resolución           constructiva de conflictos.

·   Enseñar estrategias y habilidades necesarias para desempeñar la función de mediación en conflictos.

·  Fomentar un clima socio-afectivo entre las personas que participen en actividades de mediación y de formación para la misma, de tal modo que puedan experimentar una vivencia de encuentro interpersonal.

 Dependiendo de las circunstancias en que se ha producido el conflicto, no siempre es buena idea utilizar el sistema de la mediación, pues a veces no se dan las condiciones adecuadas.

 4. ¿CUÁNDO ES CONVENIENTE UTILIZAR LA MEDIACIÓN?

- Cuando las partes deben continuar con la relación, aunque quieran distanciarse.

- Cuando el conflicto afecta también a otras personas.

- Cuando hay voluntad de resolver el conflicto, buena predisposición, deseo de llevarse bien.

 5. ¿CUÁNDO SE DEBE EVITAR LA MEDIACIÓN?

- Cuando el conflicto tenga su origen en las conductas siguientes:

·  El acoso o la violencia contra personas, y las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.

·  Las vejaciones o humillaciones, especialmente aquellas que tengan una implicación de género, sexual, racial o xenófoba, o se realicen contra aquellas personas más vulnerables de la comunidad escolar por sus características personales, económicas, sociales o educativas.

·  Exhibir símbolos racistas, que inciten a la violencia, o emblemas que atenten contra la dignidad de las personas y los derechos humanos; así como manifestar ideologías que inciten a la violencia, la apología de los comportamientos xenófobos o del terrorismo.

- Cuando en el mismo curso escolar se haya utilizado el proceso de mediación en la gestión de dos conflictos con el mismo alumno o alumna, siempre que el resultado del proceso haya sido negativo.

 Se puede establecer la mediación como estrategia de reparación o de reconciliación una vez aplicada la medida correctora, con el fin de restablecer la confianza entre las personas y proporcionar nuevos elementos de respuesta en situaciones parecidas que se puedan producir.

 6. PAUTAS DE ACTUACIÓN DE LOS MEDIADORES.

       El mediador debe tener claros los siguientes aspectos:

    §  Escucha activamente

    §  No juzga

    §  No propone soluciones

    §  Apoya la mejora de la relación

    §  Explora los intereses y necesidades

    §  Encauza hacia visiones y soluciones realistas

 Equipo mediador - mediadores

      La Comisión de convivencia del centro, integrada por el director, el Jefe de estudios, el orientador y la Coordinadora de Convivencia, ejercerá las funciones de mediación y arbitraje en los procesos más importante de conflictividad que surjan entre los miembros de nuestra comunidad educativa, ofreciendo medidas alternativas a la vía judicial o a los procesos meramente sancionadores.

      Los mediadores podrán pertenecer a la Comisión de convivencia. Asimismo, ante un caso de conflicto entre alumnos, la Comisión de convivencia podrá nombrar a un alumno como mediador en el conflicto, asistido por el orientador. Todos los miembros de la comunidad educativa deben asumir su compromiso de reconocimiento y respeto a las decisiones de mediación y arbitraje que adopten los mediadores.

      La mediación también puede incluirse para intentar y procurar solucionar cualquier diversidad de opinión o problemas surgidos entre maestros y familias y relacionadas con la educación y convivencia de los alumnos a través del diálogo y reuniones que ayuden a resolver conflictos.

 7. PROCESO Y FASES DE MEDIACIÓN.

·    El proceso de mediación se puede iniciar a instancia de cualquier miembro de la comunidad educativa, siempre que las partes en conflicto lo acepten voluntariamente. Esta aceptación exige que asuman los padres y tutores ante la dirección del centro y en el caso de menores de edad, el compromiso de cumplir el acuerdo al que se llegue.

·    Los mediadores también podrán ser propuestos por la dirección del centro, de entre el alumnado, padres, madres, personal docente o personal de administración y servicios que dispongan de formación adecuada para conducir el proceso de mediación.

·    Las personas mediadoras deberán convocar un encuentro de las personas implicadas en el conflicto para concretar el acuerdo de mediación con los pactos de conciliación o reparación al que quieran llegar.

·    Si el proceso de mediación se interrumpe o finaliza sin acuerdo, o si se incumplen los pactos de reparación, la persona mediadora debe comunicar el resultado al director del centro para que actúe en consecuencia.

 En la mediación propiamente dicha se pueden diferenciar las dos fases siguientes:

§  Premediación:

       - con las partes por separado

       - confirmar su disposición  a mediar

§  Mediación:

       - presentación de los mediadores y de las reglas del juego

       - cuéntame

       - aclarar el problema

       - proponer soluciones

       - llegar a un acuerdo

       - agradecer a las partes  su colaboración

 Ante un conflicto con posible solución de mediación las fases del proceso a seguir serían las siguientes:

 ·   Fase 1. Presentación y aceptación del mediador: el mediador debe comprobar que todas las partes implicadas en el conflicto desean recurrir a la mediación y de que él es aceptado en su papel de mediador.

 ·   Fase 2. Recogida de información: en esta fase trataremos de recoger toda la información posible sobre el conflicto y sobre las personas implicadas en él, a través de conversaciones, por separado, con todas las partes afectadas. Antes de pasar a la fase siguiente, el mediador debe haber identificado los aspectos fundamentales del conflicto desde las distintas perspectivas; en función de lo cual diseña una estrategia sobre las fases siguientes.

 ·   Fase 3. Puntos de partida: se reúnen las partes implicadas con el mediador por separado. Hay que crear un buen clima en el que haya confianza y respeto. El mediador tiene que explicar sus funciones y el proceso, y además establecer las normas básicas, que son: no interrumpirse, hablar en primera persona, mostrar sinceridad y desear una solución. Por último tiene que comunicar a las partes que todo lo que se diga es confidencial. Durante el proceso el mediador tomará nota de las frases más importantes y significativas.

 ·   Fase 4. Reuniones conjuntas con todas las partes implicadas: estas reuniones deben ser cuidadosamente preparadas y no realizarse hasta que se tienen ciertas garantías de su viabilidad. En la primera de estas reuniones el mediador debe volver a explicar las condiciones del proceso de mediación para que éste pueda ser explícitamente aceptado (incluso firmado, cuando así convenga) por las distintas partes; y a continuación pedir a cada uno que exprese su punto de vista sobre el conflicto y lo que espera de la mediación, pidiendo a la otra parte que no interrumpa. El objetivo de las reuniones conjuntas es favorecer la escucha recíproca (en presencia del mediador) para facilitar que puedan llegar a un acuerdo con ganancias mutuas. Antes de llegar a un acuerdo, a veces puede resultar necesario volver a realizar reuniones por separado con cada parte después de haber iniciado las conjuntas.

 ·   Fase 5. Elaboración y aprobación del acuerdo: la expresión final del acuerdo adoptado deberá especificar de forma realista qué hará cada parte, cuando y cómo. En este sentido, el papel del mediador es ayudar a encontrar dicho acuerdo, especificarlo de forma realista, comprobar que todas las partes lo entienden de la misma forma y que están satisfechas con él. Debe ser el acuerdo que permita la solución más definitiva posible del conflicto. El documento final se reflejará por escrito y será firmado por las partes, entregándose una copia a cada una.

 ·   Fase 6. Seguimiento y evaluación: en esta última fase el mediador comprobará y ayudará a que las partes realicen el acuerdo, evaluará la eficacia de éste y valorará el aprendizaje del proceso en prevención de nuevos conflictos.

 8. PRESENTACIÓN DE LA MEDIACIÓN Y DE LAS REGLAS DEL JUEGO.

Una vez realizada la premediación y confirmada la voluntad de ambas partes de solucionar el conflicto, se puede pasar a la mediación propiamente dicha, según el siguiente guión:

     §  Presentación de los mediadores.

     §  Presentación de las partes en conflicto.

     §  Explicación del proceso.

     §  Reglas:

          -  ¿Estáis de acuerdo en que habéis venido voluntariamente?

          -  ¿Estáis de acuerdo en escucharos mutuamente y no interrumpiros?

          -  ¿Estáis de acuerdo en no insultaros, ni en utilizar un lenguaje ofensivo?

          -  ¿Estáis de acuerdo en esforzaros en resolver el problema?

          -  Las notas que tomemos se van a destruir ¿Estáis de acuerdo?

          -  Vais a disponer de espacios de tiempo iguales para exponer vuestros puntos de vista ¿Lo fijamos en...?

Una vez comenzada la mediación, lo primero que urge hacer es aclarar el problema. Para ello, conviene:

          -  Conseguir una versión consensuada del conflicto.

          -  Concretar los puntos que pueden hacer avanzar hacia un entendimiento o acuerdo.

          -  Encaminar el dialogo para poner de manifiesto los intereses subyacentes a las posiciones.

          -  Explorar las necesidades ocultas tras las posiciones y dirigir el diálogo en términos de esas necesidades.

          -  Posteriormente se debe llegar al punto final y más importante del proceso, el de proponer soluciones, es decir:

  •      + Facilitar la espontaneidad y creatividad en la búsqueda de soluciones (lluvia de ideas).
  •      + Explorar lo que cada parte está dispuesta a hacer y le pide a la otra.
  •      + Pedirles que valoren cada una de las posibles soluciones.
  •      + Solicitar su conformidad o disconformidad con las distintas propuestas.

 

EN RESUMEN...

A modo de resumen, estas podrían ser algunas de las actuaciones más destacadas que llevaría a cabo el mediador:

1.    Insta a las partes a expresarse mediante mensajes en primera persona.

2.     Recuerda que el problema “lo tiene que explicar una parte a la otra”.

3.     Pide respeto mutuo.

4.     Anima a las partes a expresar sentimientos.

5.     Reconduce el diálogo.

6.     Resume y pone de manifiesto el problema principal.

7.     No ofrece soluciones, anima a las partes a proponerlas.

8.    Resume los acuerdos y les invita a concretar.

9.    Propone revisar el cumplimiento de los acuerdos y marca tiempos.

 DESIGNACIÓN DEL MEDIADOR.

Como regla general, el mediador en un conflicto entre dos alumnos/as de la misma clase, será el tutor de la misma. Él es quién mejor conoce la realidad de su aula y a su alumnado. No obstante, cuando el conflicto surja en el transcurso de una clase impartida por un especialista distinto del tutor/a, será aquél quién actúe como mediador, pues tendrá conocimiento del conflicto, de primera mano, como espectador que fue.

Podrá contemplarse la creación de un equipo de mediación del que, en todo caso, formará parte siempre, junto al director y el Jefe de estudios, el tutor/a del grupo del que forman parte los alumnos implicados y algún mediador de la comunidad educativa.

 

 
® Colegio Coop. Alcázar de Segovia   2013                                                                                                                                                                                   Webmaster: Arturo Anaya ---  webmaster@colegiocooperativaalcazar.es